Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Y el marketing para qué sirve?

¿y el marketing para qué sirve?

Las empresas de éxito en la actualidad sean grandes o pequeñas, con o sin fines de lucro, locales o globales tienen en común una marcada orientación hacia los clientes y un fuerte compromiso con el marketing, mientras otras empresas se preguntan ¿Y el marketing para qué sirve? 

 

¿Qué es marketing?

Es un proceso social y administrativo mediante el cual grupos de individuos obtienen lo que necesitan y desean a través de generar, ofrecer e intercambiar productos de valor con sus semejantes.

El marketing, más que ninguna otra función de negocios, se ocupa de los clientes. Crear valor y satisfacción para los clientes son el corazón de la filosofía y la práctica del marketing moderno.

Marketing es la entrega de satisfacción a los clientes obteniendo una utilidad. La meta doble del marketing es atraer nuevos clientes  al prometer un valor superior y conservar y aumentar a los clientes actuales mediante la entrega de satisfacción.

Conceptos esenciales de la marketing

La definición de marketing  se basa en los siguientes conceptos esenciales:

Conceptos-centrales-de-la-mercadotecnia

  • Necesidades, deseos y demandas:

La gente para sobrevivir necesita alimento, vestido y albergue, además las personas tienen un fuerte deseo de educación, diversión y de otros servicios y demandan productos específicos que están respaldados por la voluntad y capacidad de adquirirlos.

  • Productos:

La  gente satisface sus necesidades y deseos con productos y servicios.

  • Valor, costo y satisfacción: 

El valor es la estimación que hace el consumidor de la capacidad total del producto para satisfacer sus necesidades. Cada producto tiene diferente capacidad para satisfacer sus diversas necesidades, así una bicicleta es más lenta, menos segura y requerirá más esfuerzo que un automóvil, pero es más económica, luego debe decidir que producto le brindará más satisfacción.

  • Intercambio, transacciones y relaciones:

El hecho de que la gente tenga necesidades y deseos y sea capaz de conferir un valor a los productos no define de manera total la mercadotecnia. Esta surge cuando la gente decide satisfacer sus necesidades y deseos a través del intercambio  por dinero, otro producto o algún servicio.

Una transacción comprende al menos dos objetivos  de valor actuando sobre las condiciones, el tiempo convenido y un lugar convenido, por lo tanto se genera un sistema legal para apoyar y dar cumplimiento  a esas negociaciones, tratando de establecer relaciones  a largo plazo, confiables y seguras con clientes, distribuidores, comerciantes y proveedores.

  • Mercados:

Está conformado por todos los clientes potenciales que comparten una necesidad o deseo específico y que podrían estar dispuestos a participar en un intercambio que satisfaga esa necesidad o deseo.

  • Mercadotecnia y mercadólogos:

La mercadotecnia es una actividad humana que está relacionada con los mercados, significa trabajar con ellos para actualizar los intercambios potenciales  con el objeto de satisfacer necesidades y deseos humanos. El mercadólogo es aquel que busca un recurso de alguien más y está dispuesto a ofrecer algo de valor a cambio, busca una respuesta de la otra parte, ya sea para vender o para comprar.

¿Y el marketing para qué sirve?

Muchas personas piensan que el marketing es solo vender o anunciar, pero el marketing combina muchas actividades,  a continuación citamos algunas:

  • Investigación de mercados,
  • Desarrollo de productos,
  • Distribución,
  • Fijación de precios,
  • Publicidad,
  • Promoción
  • Ventas personales,
  • Servicio al cliente etc…

Todas diseñadas para conocer, servir y satisfacer las necesidades de los clientes al tiempo que se cumple con las metas de la organización.

La necesidad humana es el estado en el que se siente la privación de algunos satisfactores básicos. La gente requiere de alimentos, vestido, abrigo, seguridad, sentido de pertenencia, estimación y algunas otras cosas para sobrevivir. Estas necesidades no han sido creadas por la sociedad o por los comerciantes, más bien forman parte integral de la biología y la condición humana.

 

El objetivo final de las empresas es reaccionar ante las necesidades del mercado y anticiparse a las mismas con una oferta más satisfactoria que sus competidores,

 

Y es a través del marketing como se busca atraer nuevos clientes mediante la promesa de un valor superior, y conservar y desarrollar los clientes actuales al proporcionarles satisfacción.

El marketing se constituye entonces en la herramienta  clave, no solo para validar ideas de negocio, sino para facilitar el diseño de los productos o servicios y el desarrollo de estrategias necesarias para la comercialización de los mismos, para satisfacer las necesidades de los clientes.

La orientación al mercado promueve la comprensión y gestión de información sobre los clientes de la empresa, competidores y fuerzas del entorno, de modo que pueda ser tratada colectivamente en la organización con la finalidad de crear y mantener una oferta que genere mayor valor.

Desde esta perspectiva, puede decirse que una empresa orientada al mercado es, en sí misma, una organización orientada al aprendizaje, fortaleciéndose las creencias y comportamientos orientados al mercado por los principios propios del aprendizaje organizativo.

La importancia del aprendizaje es tal que se ha llegado a afirmar que “constituye la única fuente de ventajas competitivas sostenibles”, de ahí que se considere que la adopción efectiva de la orientación al mercado supone, en última instancia, el desarrollo y mantenimiento de una ventaja competitiva que permite alcanzar un resultado superior.

Antes se veía al marketing como poco más que vender y anunciar,

Como adquisición de clientes, más que como cuidado de clientes, se hacía énfasis en obtener una utilidad de cada venta, no en tratar de beneficiarse  al administrar el valor de por vida de los clientes. Se concentraba el esfuerzo en tratar de vender productos en lugar de:

  • Entender,
  • Crear,
  • Comunicar y
  • Entregar valor verdadero a los clientes.

Por fortuna, esta vieja forma de pensar en el marketing está cediendo terreno ante ideas nuevas. Las empresas modernas están que hacen marketing inteligente están tratando de conocer mejor a sus clientes y de conectarse con ellos, se está concentrando en los clientes rentables  y está buscando formas innovadoras de capturar y conservar esos clientes. Están formado conexiones más directas con los clientes y cultivando relaciones duraderas con ellos.

Con la ayuda de medios más dirigidos, e integrando sus comunicaciones de marketing, están entregando mensajes lógicos y consistentes  para cada contacto con los clientes. Están utilizando más tecnología como las videoconferencias, el software de automatización de ventas, internet, la intranets y extranets. Ven a sus proveedores y distribuidores  como socios, no adversarios. En síntesis, las empresas actuales están  formando nuevos tipos de conexiones para entregar valor superior a sus clientes.

El marketing en el siglo XXI

Por ahora debemos reconocer que el marketing seguirá cambiando en el siglo XXI. El nuevo milenio ofrece muchas oportunidades interesantes para los mercadólogos vanguardistas:

  • Centrarse en mercados y clientes
  • Dirigirse a segmentos de mercado o individuos seleccionados
  • Concentrarse en satisfacción y valor para el cliente
  • Desarrollar relaciones con los clientes
  • Conservar clientes viejos
  • Incrementar la participación de clientes
  • Servir a clientes rentables, despedir a los perdedores
  • Comunicarse directamente con el cliente
  • Hacer productos a la medida
  • Hacer que todos los departamentos de la empresa busquen la satisfacción y el valor de los clientes.
  • Asociarse a otras empresas.
  • Vender local y globalmente
  • Asumir responsabilidad social y ecológica
  • Marketing para empresas sin fines de lucro
  • Realizar comercio electrónico en espacios de mercado.

 

Descargate la guía de marketing

Ahora que ya sabes para que sirve el marketing, diligencia la encuesta y ¡Descarga gratis la guía!, aprende más sobre marketing, implementa esta herramienta en tu empresa para:

 

   • Conservar, atraer y aumentar los clientes,

   • Incrementar las ventas

   • Y obtener utilidades.

 

 

En resumen el marketing sirve

   a. Para pensar en nuestros clientes

   b. Para acercarnos más a nuestros potenciales clientes

   c. Y por lo tanto sirve para vender más y mejor

En concreto, debemos reconocer que las empresas que deseen actuar en el mercado y lograr los objetivos planteados, imprescindiblemente deben acudir a las herramientas que propone marketing, son convenientes y se deben utilizar desde antes  de iniciar operaciones y durante todo su ejercicio empresarial. Quizás quieras leer más sobre marketing, ahora: 5 Claves para desarrollar promociones exitosas.

 

aprende marketing con eficiencia operativa Estas y muchas cosas más de marketing, podrás  aprender en “Eficiencia Operativa – Consultores freelance en marketing para pymes y emprendedores”.

 

Bibliografía: Kotler, P. (2003). Fundamentos de marketing. (Sexta edición). Mexico .Pearson Educación.

 


También te puede interesar:

Suscríbete al blog y accede gratis y al instante a la evaluación y al ebook “4 estrategias de marketing” para aumentar las ventas de manera continuada.

Si quieres mejorar la gestión y resultados de tu empresa en el mercado

Deja un comentario

¿QUIERES MEJORAR LA GESTION Y RESULTADOS DE TU EMPRESA EN EL MERCADO?

1. Identificar los problemas de marketing que tiene tu empresa.

 

2. Orientar la empresa hacia el marketing como elemento fundamental para conseguir nuevos clientes  y aumentar las ventas.

 

3. Ebook con "4 estrategias de marketing" para aumentar las ventas de manera continuada".

Evalúa la gestión, identifica los problemas e implementa soluciones

LO QUE CONSEGUIRÁS CON LA EVALUACIÓN ONLINE Y EL EBOOK: